Los docentes firmes en su postura

AMBITO FINANCIERO

Ciudad de Buenos Aires, Santa Fe, Mendoza y La Pampa corrieron fecha al 5 de marzo: más oxígeno para negociar


Posponen retorno a clases para esquivar huelgas
Por: Silvina Kristal


El ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, encabezó ayer la primera reunión paritaria con los maestros. No hubo, sin embargo, avances salariales, a la espera de una demorada definición del Gobierno nacional.
En medio de una puja salarial con los docentes que se tensa día a día y que agita el estallido de paros -están trabadas las conversaciones tanto con Nación como con los gobernadores-, en las últimas horas la Ciudad de Buenos Aires y las provincias de Santa Fe, Mendoza y La Pampa decidieron postergar una semana el inicio de las clases, que fue corrido así del 26 de febrero al miércoles 5 de marzo, tras los feriados de carnaval.
Los argumentos oficiales variaron según el distrito, y en lo formal varios alegaron el adelanto de "jornadas de capacitación durante la última semana de febrero".
Pero lo cierto es que ambas partes -tanto los gobiernos como los gremios docentes- ganan así tiempo en el intento de esquivar las huelgas y arribar a un acuerdo salarial que hoy se ve lejano en cada distrito, a partir del inminente naufragio al que parece acercarse la paritaria nacional de los maestros.
De hecho, el viraje en materia de fechas se terminó de gestar en una cumbre del Consejo Federal de Educación concretada días atrás, que tuvo como eje el tenso escenario paritario.
En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri obtiene además un bonus para intentar resolver la encrucijada por la falta de vacantes en escuelas públicas (ver pág. 16).
En rigor, ya cerca de la mitad del país tenía previsto iniciar el ciclo lectivo el 5 de marzo, pese a que el Consejo Federal de Educación -que integran el ministro de Educación, Alberto Sileoni, y sus pares provinciales- aconsejó inicialmente un retorno a las aulas el 26 de febrero para asegurar 190 días de clase.
En esa decisión pesó fuerte en varios distritos -entre ellos, la provincia de Buenos Aires, que comanda Daniel Scioli- el reclamo del sector turístico por el impacto negativo en el sector de un regreso anticipado a las escuelas.
Ahora, la mayoría de las provincias arrancarán el dictado de clases el 5 de marzo: a las citadas Ciudad de Buenos Aires, Buenos Aires, Mendoza, Santa Fe y La Pampa se suman al menos Chubut, Formosa, Neuquén, Córdoba, Entre Ríos, Misiones, Salta, La Rioja, Corrientes, Santa Cruz y Jujuy.
Mientras tanto, seguía anoche empantanada la negociación de los cinco gremios docentes con representación nacional -UDA, CTERA, SADOP, AMET y CEA- con Sileoni, a partir de la pretensión de los dirigentes de esquivar el formato de paritaria anual y de exigir una reapertura de la discusión a mediados de año.
En esa línea, por la mañana el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, no descartó la posibilidad de que las paritarias se resuelvan ya no por "el consenso de los actores" sino por "la decisión unilateral" de la administración pública.
A nivel de los gremios provinciales, en sintonía, los dirigentes advirtieron que no están dispuestos a aceptar el tope del 25% que pretenden imponer los gobernadores.
Mientras tanto, avanzaron ayer nuevos rounds paritarios locales, aunque virtualmente a ciegas por la ausencia hasta el momento de una referencia nacional respecto de cómo y cuánto aumentará el sueldo inicial de los docentes en todo el país, que hoy es de $ 3.416 (monto que los gremios cegetistas quieren elevar un 61%, hasta los $ 5.500).
Por caso, el ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, recibió ayer a 17 gremios locales y activó la primera mesa de condiciones laborales y salariales. No hubo definiciones en materia de sueldo, aunque los dirigentes anticiparon que no aceptarán la suba del 23% ventilada en las últimas horas. En cambio, sí se acordó adelantar tres jornadas de capacitación para 26, 27 y 28 de febrero. De esta forma, las clases en el nivel inicial y primario se iniciarán el 5 de marzo y en el secundario, el 6. Bullrich además anunció que se crearán 500 nuevos cargos docentes, en respuesta al crecimiento por tercer año consecutivo de la matrícula estatal.
En paralelo, también el Gobierno del socialista Antonio Bonfatti acordó ayer con los docentes -a pedido de los dirigentes- postergar al 5 de marzo el regreso a las aulas en Santa Fe. "Nos daría un poco más de tiempo para discutir y monitorear la situación económica", había argumentado horas antes la titular de Amsafé, Sonia Alesso.


lanacion.com |
Política |
La negociación salarial
Jueves 13 de febrero de 2014 | Publicado en edición impresa


Los gremios aceptan la paritaria anual, pero atentos a los precios
Pedirán reabrir la negociación si se dispara la inflación; resistencia docente
Por Lucrecia Bullrich | LA NACION
Dispuestos a acatar los límites que propuso Cristina Kirchner, pero con un ojo vigilante y atento en los movimientos de la economía. Así se preparan para negociar aumentos salariales los principales gremios cuyas paritarias vencen en el primer trimestre del año.
Parados en la vereda de enfrente se mantienen los docentes, que insisten en acordar una suba antes del inicio de clases y volver a negociar en el segundo semestre.
"Pensamos firmar por un año y si hay desorden en la economía nos sentamos a discutir de nuevo", resumió a LA NACION el jefe de La Fraternidad (maquinistas), Omar Maturano. El suyo es uno de los cuatro sindicatos ferroviarios (junto con la Unión Ferroviaria, los señaleros y el personal de dirección) cuya paritaria vence a fin de mes.
Maturano es uno de los hombres fuertes del transporte que tomaron distancia de la CGT oficialista. Participó, junto con el jefe de la UTA, Roberto Fernández, de la cumbre de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo en Mar del Plata.
Sin embargo, consideró "lógico" el pedido de la Presidenta para que los salarios se pacten una vez por año, aunque piensa pedir una suba del 30 por ciento, por encima del 25% que pretende el Gobierno. Y va a asegurarse de que el compromiso de volver a negociar "si se disparan los precios" quede asentado. "Vamos a hacer que figure en el acta", dijo a LA NACION.
El gremio de los petroleros está entre los que ya cerraron un acuerdo puente por $ 3000 hasta marzo, a la espera de un horizonte económico más previsible.
A fin del mes que viene deben negociar dos de los gremios más grandes (y de mayor peso en la CGT oficialista): la Uocra (construcción) y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), que lidera Caló.
El jefe de la Uocra, Gerardo Martínez, ya dijo en público que piensa negociar por un año y, más cerca de la pretensión de la Casa Rosada, que un 25 por ciento de aumento le parece "sensato". Cree, a diferencia de Maturano, que no es necesario incluir una cláusula de reapertura en el acuerdo.
"Apostamos a la racionalidad y al sentido común. Si las variables cambian bruscamente, va a haber recomposición. No van a hacer falta cláusulas gatillo", dijeron a LA NACION fuentes del gremio.
Caló ya avisó que está dispuesto a moderar su exigencia salarial si le garantizan que no habrá despidos ni suspensiones.
Ayer reiteró esa exigencia Omar Viviani, jefe de los taxistas y uno de los interlocutores de Cristina Kirchner en la reunión de anteayer en Olivos.
"Hay que defender el poder adquisitivo del salario, pero también hay que defender los puestos de trabajo. Tenemos que evitar que haya despidos o suspensiones", aseguró en declaraciones a FM Vórterix. Y remató: "El sentido común va a determinar el aumento salarial para cada actividad".
Las premisas básicas son las mismas para todos: conservar el poder adquisitivo del salario y preservar el nivel de empleo. La búsqueda de equilibrio entre ambas marcará el ritmo de la puja salarial.
El sindicato de la alimentación correrá con ventaja. Su paritaria vence a fines de abril. "Ya vamos a tener el nuevo índice [de inflación] del Indec, que veremos cómo funciona, y los precios de marzo. Negociaremos con esos elementos en la mano", razonó ante LA NACION el jefe del gremio, Rodolfo Daer.
Se sumó a los que apoyan las paritarias anuales, pero fue de los más enérgicos al advertir que la evolución de los precios será clave.
"El salario no puede ser la variable de ajuste frente al movimiento de otras variables económicas", advirtió. No quiso hablar del porcentaje que pedirá su gremio, pero deslizó: "El 25 por ciento es interesante, pero insuficiente".
También Moyano apoyó la negociación anual, aunque, igual que sus pares oficialistas, dejó una puerta abierta. "Aunque firmemos por un año, si se desborda [la inflación] vamos a volver a convocar la paritaria para que [los salarios] acompañen la inflación", dijo anteayer en la reunión con Hermes Binner.
Lejos del resto, Sergio Romero, jefe de UDA, uno de los gremios que participan de la crucial paritaria docente, reiteró que los cinco sindicatos del sector (que agrupan a 950.000 maestros) exigen la reapertura de la negociación a mitad de año. "Nuestra postura no cambia", dijo a LA NACION.
La postura oficial de la CGT de Caló surgirá de la reunión del consejo directivo de la central obrera a la que el metalúrgico convocó para hoy.


lanacion.com |
Sociedad |
La negociación salarial


Jueves 13 de febrero de 2014 | Publicado en edición impresa
Educación


Las negociaciones salariales retrasan el inicio de las clases

En varias provincias comenzarán el 5 de marzo en lugar del 26 de febrero
Por Silvina Premat | LA NACION
El retraso en la negociación salarial en la mesa de las paritarias docentes tuvo ayer su primer efecto en el calendario escolar.
Tal como solicitaban los gremios de ese sector, los gobiernos de las provincias de Mendoza y Santa Fe y el de la ciudad de Buenos Aires accedieron a posponer una semana el inicio del ciclo lectivo 2014.
De esta forma, en las escuelas porteñas el nivel inicial y primario comenzará el miércoles 5 de marzo y el secundario al día siguiente, el jueves 6.
El lunes 3 y el martes 4 tampoco habrá clases por los feriados de Carnaval.
"Ya en la reunión del Consejo Federal de Educación que se hizo la semana pasada unos doce ministros provinciales propusieron postergar el inicio de las clases", dijo ayer a la nacion la subsecretaria de Gestión Educativa y Coordinación Pedagógica del Ministerio de Educación porteño, Ana María Ravaglia.
Los responsables del área educativa habrían pedido esta postergación "para facilitar las negociaciones salariales".
Ravaglia también informó que "para que no se pierdan días de clases" en la ciudad se adelantarán tres jornadas de capacitación docente para el 26, 27 y 28 de este mes.
La decisión se tomó durante la primera reunión de la mesa de condiciones laborales y salariales, en la que el ministro Esteban Bullrich dijo que "se crearán 500 nuevos cargos docentes, en respuesta al crecimiento por tercer año consecutivo de la matrícula estatal".
Luego de esa reunión, el secretario general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Eduardo López, dijo que durante el encuentro repitió a los representantes del gobierno porteño el pedido de que "ningún niño se quede sin vacante, que no se hacinen estudiantes y docentes en aulas «containers» y que no se cierren grados ni cursos".
Sobre la postergación del inicio de las clases, López consideró que de esta forma el ministerio porteño "dispondrá de más tiempo para resolver las distintas problemáticas educativas y salariales".
Pospusieron también ayer el inicio de las clases las provincias de Mendoza y Santa Fe. En esta última, la decisión se tomó durante la segunda reunión por las paritarias, que se hizo ayer y que continuará el martes próximo.
Al mediodía de ayer, la Dirección General de Escuelas de Mendoza, por su parte, también difundió la postergación del inicio de las clases.
En este caso, las autoridades provinciales informaron que la medida se tomó "por expreso pedido del SUTE (Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación) para mejorar el diálogo y las discusiones de las paritarias que se están manteniendo con el gremio de los trabajadores de la educación".
La paritaria con el sector de la educación se inició en Mendoza el viernes y continuará hoy.
En tanto, en Catamarca, donde el ministerio había fijado el inicio de las clases para este lunes, la Asociación de Trabajadores de la Educación de Catamarca (Ateca) declaró un paro de 72 horas y anunció que lo continuaría hasta el viernes.
Según informó la agencia DyN, ante las medidas de fuerza y la movilización, el ministro de Educación catamarqueño, José Ariza, suspendió ayer las negociaciones que mantenía con Ateca, la Unión Docentes Argentinos (UDA), el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Catamarca (Suteca) y el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop).
En la provincia de Buenos Aires, donde el inicio de clases está previsto para el 5 de marzo, la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) advirtió ayer sobre la posibilidad de que las escuelas provinciales no abran las puertas de sus aulas ese día. Eso "depende", dijeron, de la disposición del gobierno de Daniel Scioli frente a los reclamos salariales del sector.

El calendario escolar
El inicio de clases será el 5 de marzo en la ciudad de Buenos Aires y en las provincias de Mendoza, Santa Fe, Catamarca, Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, Misiones, Neuquén y Salta. El resto de las provincias, hasta ayer, mantenían el 26 de este mes como fecha de comienzo del ciclo 2014.
Las vacaciones de invierno serán entre el 7 y el 18 de julio en las provincias de Jujuy, Río Negro, Córdoba, Entre Ríos y Salta. En el resto de las jurisdicciones, serán las dos últimas semanas de julio.





: UDA SEDE CENTRAL :
Otamendi 28 - CP 1405 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel: 011 - 4902-1506 / 4902-1507
info@sindicatouda.org.ar

HORARIOS DE ATENCIÓN
L a V de 10 a 20 hs.
 
UDA © Copyright 2019
Todos los derechos reservados.

NicoSal soluciones web