La CGT respalda a los docentes

lanacion.com |
Política |
La negociación salarial
Viernes 14 de febrero de 2014 | Publicado en edición impresa


Tras los cruces, la CGT oficialista se exhibió alineada con el Gobierno

Por Lucrecia Bullrich | LA NACION

Caló se sumó a la denuncia presidencial sobre un supuesto intento de desestabilización; en el consejo directivo transmitió a los gremios el pedido de prudencia en las paritarias que les hizo Cristina

Nueve días después del duro reto público que recibió de la presidenta Cristina Kirchner, Antonio Caló ratificó ayer su férreo alineamiento con la Casa Rosada: abonó y reforzó las denuncias de la Presidenta sobre un "intento desestabilizador" contra el Gobierno, y transmitió a los principales dirigentes de la CGT que conduce el pedido presidencial de "prudencia e inteligencia" de cara a las negociaciones salariales.
"A veces los golpes económicos son golpes de Estado" , dijo antes de entrar a la reunión del consejo directivo de la CGT que encabezó ayer en la sede del Smata (mecánicos). Cuatro horas más tarde, terminado el encuentro, insistió: "Esta CGT respalda el modelo económico y rechaza los aumentos de precios. Ni el Gobierno ni los trabajadores remarcamos precios. Los que remarcan son los empresarios", dijo. Fue un paso más allá y lanzó: "Acá hubo un intento de desestabilizar al Gobierno, un intento de los formadores de precios de desestabilizar al Gobierno. Lo dice Caló".
En términos idénticos se había expresado anteayer la Presidenta durante un acto en la Casa Rosada, cuando acusó a los mercados, a los bancos y a algunos medios de comunicación de "querer volar el Gobierno por los aires".
Caló retransmitió ayer a la treintena de secretarios que integran el consejo directivo de la CGT los pedidos que el martes había escuchado de boca de Cristina Kirchner en Olivos: que las paritarias se lleven adelante con "prudencia", que los acuerdos salariales sean anuales y que cada gremio negocie "por su lado" la posibilidad de reabrir la discusión de futuros aumentos si las variables económicas "se modifican", básicamente, si la inflación se dispara y diluye las subas acordadas en primera instancia.
Negociación docente

Más allá del informe de Caló, buena parte del encuentro de ayer se consumió en el debate sobre la compleja negociación salarial que llevan adelante los gremios docentes, cuando faltan dos semanas para el inicio de clases. Los cuatro gremios que integran la CGT oficialista (UDA, AMET, CEA y Sadop) exigen llevar el salario inicial de 3416 a 5500 pesos y acordar la reapertura de la paritaria a mitad de año. Esas exigencias chocan de frente con la pretensión de la Casa Rosada de que las paritarias sean anuales, pese a la "vía libre" para renegociar si los precios aumentan de manera generalizada e impactan en el poder adquisitivo del salario.
El encargado de hacer el informe sobre la paritaria docente fue Sergio Romero, secretario general de la Unión de Docentes Argentinos (UDA). La negociación entre el Gobierno y los sindicatos que integran el Frente Nacional Docente, que además de los cuatro gremios de la CGT integra la Ctera, alineada con la CTA de Hugo Yasky, está estancada desde el viernes pasado, cuando el Gobierno rechazó la paritaria semestral y ofreció un 23 por ciento de aumento, muy por debajo del 61% de suba del salario inicial que exigen los maestros (ver aparte).
Los discursos que siguieron al panorama que trazó Romero fueron de "pleno apoyo" al reclamo docente, según pudo recoger LA NACION entre varios de los asistentes. No hubo una bajada de línea directa para que los maestros desistan del pedido de reapertura de la paritaria a mitad de año, pero tampoco hubo un respaldo explícito al esquema que exigen los docentes de negociar cada seis meses ni a la suba del 61% en el sueldo inicial. "La CGT acompaña la equiparación del salario inicial con el salario mínimo y la posibilidad de hacer un ajuste más adelante si fuera necesario", resumió Héctor Daer (Sanidad) a la salida de la reunión. El salario mínimo es hoy de 3600 pesos y el próximo ajuste está previsto recién para agosto.
También se habló de la situación de las obras sociales, uno de los ejes de la reunión del martes en Olivos. Caló ratificó que los encuentros con la superintendenta de Servicios de Salud, Liliana Korenfeld, para "empezar a resolver los temas" comenzarán la semana próxima. Más allá de la deuda de $ 20.000 millones que le reclaman al Estado, los gremios esperan la actualización del valor de las prestaciones (sobre todo las de alta complejidad) y de la cuota que cobran a los monotributistas. El malestar por el atraso en esos rubros va en aumento. Tanto que en la CGT hay quienes están estudiando endurecer los reclamos en ese ámbito crucial para sus cajas.
Se acordó además que la necesidad de actualizar los topes del impuesto a las Ganancias se planteará "cuanto antes" al Gobierno, para evitar que las mejoras salariales que se logren vía paritarias sean absorbidas por el impuesto.

DIARIO CLARIN
Política

La CGT oficialista amenaza por la plata de las obras sociales
Por Carlos Galván
Podría ir a la Justicia o convocar una marcha. “La paciencia tiene un límite”, dijeron.
14/02/14

Aunque aliada de la administración de Cristina Kirchner, la CGT oficialista que lidera Antonio Caló se prepara para darle un ultimátum a la Casa Rosada. O se regularizan los pagos a las obras sociales de manera inmediata o sus gremios saldrán a reclamar fuerte por el dinero que se les adeuda. Ayer, en una reunión de la conducción cegetista, se barajaron dos alternativas: iniciar demandas judiciales contra el Estado o directamente convocar a una marcha para exigir que se regularicen los pagos a las obras sociales.
La CGT tomó esta decisión anoche, apenas 48 horas después de que Caló y otros tres sindicalistas mantuvieran una reunión a solas con la Presidenta en la residencia de Olivos. En el encuentro Cristina les pidió prudencia en sus reclamos salariales y que sus acuerdos paritarios sean anuales. La comitiva cegetista se mostró de acuerdo en ambos pedidos, pero le reclamó a Cristina que el Estado empiece a pagarle a las obras sociales el dinero que se les adeuda.
En lo formal, la Presidenta se mostró receptiva al reclamo: le ordenó a Liliana Korenfeld, superintendenta de Servicios de Salud, que reciba la semana que viene a la CGT.
A la reunión, que sería el jueves, irían Caló y el sindicalista José Luis Lingeri.
Pero en la central sindical temen que el encuentro con Korenfeld sea igual a tantos otros en los que la funcionaria les contestaba que antes de tomar una decisión debía consultar a la Presidenta. Esa respuesta nunca llegaba y, así, fueron pasando los años. El Gobierno, dijeron, ya le adeuda a las obras sociales $ 21.000 millones, dicen.
Lo que se acordó ayer en CGT es que no permitirán más que la Casa Rosada les siga dilatando una solución.
“La paciencia tiene un límite”, argumentó el jefe de un poderoso gremio. Otro gremialista completó: “El Gobierno no puede ser indiferente al desfinanciamiento de las obra sociales”.
Entre los mayores costos de la salud por la devaluación y la inflación y el atraso del Gobierno en la distribución de los aportes que hacen los trabajadores y empleadores, muchas obras sociales se encuentran con graves problemas financieros.
La UOCRA, por ejemplo, debió paralizar hace dos años la construcción de un sanatorio en la esquina de Mitre y Medrano.
La CGT también analizó ayer la trabada paritaria de los maestros, tema que había sido conversado por Cristina en su reunión del martes con los sindicalistas.
Sergio Romero, titular de Unión Docentes Argentinos (UDA), se fue de la reunión con un aval del resto de la conducción cegetista. “El Consejo Directivo sigue acompañando un reclamo en el sentido que el sueldo docente no quede por abajo del mínimo, vital y móvil sino que haya un piso decoroso”, dijo el sindicalista Héctor Daer. El salario mínimo es de $3.600 y el piso de los maestros de $3.416.
Lo que anoche no estaba claro es si los cuatro gremios docentes que integran la CGT seguirán insistiendo con que su paritaria sea por 6 meses o aceptarán que sea anual como acordó la central sindical con el Gobierno. “ En principio no nos bajamos del reclamo de firmar hasta junio”, dijo anoche un dirigente docente. Y agregó: “Veremos si nos mejoran su oferta”. La única oferta que el Gobierno les hizo hasta ahora, 23,5% de suba por 12 meses, fue rechazada.


DIARIO BAE

Para la CGT Caló el Gobierno enfrentó un intento de golpe económico en enero

Por Luis Autalán


El titular de la CGT Antonio Caló aseguró que formadores de precios y grupos económicos concentrados intentan desestabilizar al Gobierno con un verdadero “golpe económico” al término de la reunión que el consejo directivo de esa central desarrolló en Smata durante cuatro horas.
“Como ciudadano y dirigente gremial tengo derecho a decir que hubo un intento de los formadores de precios y del poder concentrado para desestabilizar al gobierno. Esto lo dice Caló y me hago cargo, y no tengo que consultarlo con nadie”, enfatizó -molesto- el jefe de la UOM. Ante una consulta de BAE Negocios respecto de la colaboración que podría brindar la CGT en el monitoreo del costo de la canasta familiar Caló reseñó: “lo que van a hacer los compañeros es controlar los tickets”.
El jefe metalúrgico ratificó el respaldo al modelo económico y descartó cualquier posibilidad de “activar” la unidad de su central, la que lidera Hugo Moyano, la Azul y Blanca de Luis Barrionuevo y las dos CTA. “No existe gestión alguna como dicen algunos medios” ponderó. Desde su entorno tampoco ignoran que las versiones y “conversaciones” en pos de “unificar” forman parte de “algunas jugadas” de quienes integran la misma central afín al Gobierno.
Dentro del temario que se analizó en la víspera tuvo un amplio espacio la puja salarial de los docentes, planos en el cual manifestaron su respaldo a los dirigentes de Uda, Sadop, Cea y Amet. La definición “orgánica” de la CGT se planteó en la necesidad de equiparar el inicial de los maestros al salario mínimo vital y móvil.
Los dirigentes cegetistas se reunirán la semana próxima, en fecha a confirmar, con la titular de la Superintendencia de Salud, Liliana Korenfeld, por la deuda que la Nación mantiene con las obras sociales sindicales. Punto que se acordó con la Presidenta Cristina Fernández en el encuentro de Olivos. Fuentes sindicales remarcaron que la deuda del Estado con esas prestadoras ya asciende a $21.000 millones. “No hubo ninguna señal en cuanto al posible pago a través de bonos”, remarcó una fuente de la mesa chica. Durante la reunión en el gremio de los mecánicos algunos dirigentes ya se pronunciaron a favor de movilizar alguna protesta en las calles para reclamar soluciones.
Anoche Caló se excusó de brindar mayores precisiones sobre el contenido de la reunión con Cristina en Olivos como también de las gestiones que se están desarrollando con el Gobierno por la cuestión de las obras sociales y otros temas relevantes. “No tengo por qué comentarlo” reseñó.
El jefe de la central admitió que cuando se desarrollen las paritarias van a reclamar un nuevo incremento en el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias y reiteró “esta CGT acompaña el modelo económico y rechaza los aumentos desmedidos. Los trabajadores no formamos los precios y el gobierno tampoco” Del encuentro, además de Caló, participaron el anfitrión Ricardo Pignanelli (Smata), Omar Viviani (Taxistas), Héctor Daer (Sanidad), José Luis Lingeri (Aysa), Gerardo Martínez (Uocra), Sergio Romero (Uda), Alberto Roberti (petroleros), Romildo Ranú (vestidos) y Horacio Ghilini (Sadop) entre otros.
Ratificaron un pleno apoyo a los gremios de docentes
Antonio Caló y Héctor Daer (Sanidad) fueron los voceros del respaldo cegetista a los trabajadores docentes en la antesala a su paritaria federal. La central considera que el inicial de los maestros y profesores se tiene que equiparar a salario mínimo vital y móvil que hoy alcanza los $3.600. “Lo que nosotros acompañamos como CGT es el criterio de que la educación es un pilar de la sociedad y esos trabajadores tienen que tener un salario decoroso” aseveró anoche Daer. El responsable de prensa de la central subrayó que no hablan de porcentajes ya que desde ese plano el incremento pretendido (inicial de $5.500) aparece como “una enormidad” cuestión que no es tal si se focaliza desde términos nominales.
Los integrantes del Consejo Directivo expresaron su respaldo a las gestiones que pilotea el titular de UDA Sergio Romero, junto a sus pares de Sadop, Amet y CEA. Ese bloque según trascendió mantiene la postura para lograr una reapertura de la discusión en junio, “esa alternativa hace a las negociaciones de cada gremio en su paritaria” refrendaron tanto Caló como Daer. Cuando se retiraron de SMATA.





: UDA SEDE CENTRAL :
Otamendi 28 - CP 1405 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel: 011 - 4902-1506 / 4902-1507
info@sindicatouda.org.ar

HORARIOS DE ATENCIÓN
L a V de 10 a 20 hs.
 
UDA © Copyright 2019
Todos los derechos reservados.

NicoSal soluciones web